Lifestyle

8 Secretos para una entrevista de trabajo exitosa

Mandaste tu CV y te marcaron para agendar una entrevista de trabajo. Llega el día, revisas tu outfit, tu peinado y tu look, llevas tu CV en la mano y llegas puntual. Pasas a la entrevista, contestas todas las preguntas y tú y el entrevistador hablan por horas. ¡Estás segura que ese trabajo es tuyo!

Pasan unos días y hay 2 opciones: 1. Te hablan para avisarte que ya ocuparon el lugar. O 2. No te vuelven a contestar un correo o una llamada. ¿QUÉ PASÓ?

Estos son los 8 secretos para tener una entrevista de trabajo exitosa y asegurar que te busquen para la siguiente etapa del proceso de reclutamiento.

1. Vístete de manera adecuada

Ir fachosa, desaliñada o sin lavarte la cara, habla muy mal de ti y podría dar la impresión de no ser una persona profesional.

Desafortunadamente, este tema es mucho más riguroso en las mujeres que en los hombres, (pues ellos se visten igual prácticamente). Algunos básicos son: no enseñar piel de más y no llevar maquillaje o accesorios exagerados, porque #sexismo… y porque no generan una buena impresión.

Además, si te ves bien, te sientes bien, y esa seguridad se proyecta en tu forma de hablar y en tu lenguaje corporal.

Dato curioso: Cuando conoces a alguien tienes aproximadamente 30 segundos para generar una buena impresión en esa persona. ¡No los desperdicies!

2. Lleva tu CV impreso y no mientas en él

¿Por qué imprimir tu CV si ya lo enviaste y lo pueden ver en la compu? Además de facilitar el momento en que toma apuntes tu entrevistador, llevar tu CV en un folder refleja a una persona dedicada, que presta atención a los detalles y es responsable.

Por el otro lado: ¿quién en su vida no ha mentido en su currículum? Pero, aunque creas que una pequeña mentira no le hace daño a alguien, hay una gran probabilidad de que tu entrevistador te pregunte sobre ella. Si te cacha en la mentira, es un NO seguro. Otra opción: Si habla a tu ex trabajo para pedir referencias y te cacha en la mentira, es un doble no.

Si hay algo que no sabes hacer, es mejor que digas: “No lo sé, pero aprendo muy rápido. Aquí hay un ejemplo de lo que sí sé hacer”. ¡No te arriesgues a perder su confianza desde el principio!

3. Habla con seguridad y confianza

Parte de generar una buena impresión es tu tono de voz y forma en la que hablas. Hablar con seguridad y confianza también proyecta una imagen de un candidato seguro, confiable y que podrá desempeñar bien su trabajo.

4. No seas exagerada

Una cosa es ser segura y la otra es hacerle creer a tu candidato que no hay nadie en el mundo mejor que tú. Sé segura y entiende lo que vales, pero no dejes de ser humilde.

5. Prepárate para responder preguntas

Por ejemplo: ¿Por qué debería contratarte a ti? ¿Cuál fue la razón por la que saliste de esa empresa? ¿Por qué no te renovaron el contrato? Podrías sentirlas como preguntas hostiles, pero el entrevistador sólo está tratando de saber de ti y conocer tu reacción. Lo mejor será es que te anticipes a las preguntas que te podría hacer y prepares (y practiques) algunas respuestas.

6. Haz todas las preguntas que tengas

Sabemos que sí tienes dudas y sí quieres saber más cosas sobre el puesto al que estás aplicando. ¡Que no te dé pena! Es válido que preguntes sobre prestaciones, horarios o cualquier otra duda que tengas. Es otra forma de mostrar interés por la vacante.

7. No aceptes cualquier salario

Sabemos que todavía se lucha por un sueldo equitativo entre hombres y mujeres, pero muchas veces por pena, o por querer el trabajo aceptamos el sueldo que nos ofrecen de primera instancia. Si crees que el sueldo es bajo, es necesario que hagas una negociación de sueldo en el proceso de las entrevistas de trabajo.

Una vez que aceptas un sueldo menor al del puesto o al de los demás, es muy difícil poder igualarlo ya trabajando. En caso de que no exista más presupuesto, podrías decidir si quieres trabajar bajo ese salario.

8. Infórmate sobre la compañía

Por suerte te buscaron de esa vacante que aplicaste que se veía muy cool en LinkedIn y no sabes ni siquiera a qué se dedica la empresa.

Es vital que busques en internet a la compañía y que revises su sitio web. Lee un poco acerca de su historia o sus productos. Además de darte las respuestas de posibles preguntas que te hagan en la entrevista, demuestra que eres una persona seria y comprometida y que realmente quieres trabajar en esa empresa. Lo único que tienes que hacer es investigar un poco.

 

Sabemos que las entrevistas de trabajo te pueden poner nerviosa, pero como todo, la práctica hace al maestro. Comienza a prepararte y ten en mente que no pasa nada si te rechazan en algunos trabajos, ¡así es la vida!

Síguenos en Instagram: @rosacolateral

No Comments

    Leave a Reply