Lifestyle

El embarazo adolescente: Un problema de salud pública

Podrías pensar que los embarazos adolescentes son cosa del pasado, de países con pocos recursos y educación o que a ti (o a tus conocidas), nunca te va a pasar.

¿Sabías que alrededor del mundo, 16 millones de adolescentes entre 15 y 19 años se embarazan cada año? Más de 2 millones son menores de 15 años. Se practican más de 3.2 millones de abortos inseguros y, como consecuencia, hay aproximadamente 70,000 muertes al año.

Actualmente, en América Latina, las cifras no son tan diferentes. Más del 15% de los embarazos son de mujeres menores de 20 años. Los principales países con alto índice de embarazo adolescente son Guatemala, Nicaragua y Panamá.

Según la OCDE, México ocupa el primer lugar en embarazos adolescentes, con más de 190,000 nacimientos de madres de entre 10 y 17 años. De esos nacimientos, el 6% de las mamás tienen entre 10 y 14 años.

El embarazo adolescente es considerado ya un problema de salud pública y de alto riesgo por la Organización Mundial de la Salud.

¿Cuáles son las principales causas de embarazo adolescente?

Podemos comenzar con la falta de oportunidades, el incremento en la violencia familiar y del entorno, malas políticas públicas, falta de educación y el matrimonio infantil. Hoy en día, en 6 estados de la República todavía es legal este tipo de matrimonio.

¿Cuál es el impacto social para las mujeres jóvenes embarazadas?

Según la Lic. María Josefina Menéndez, Directora Ejecutiva de Save The Children México, el panorama con respecto al impacto social para las mamás jóvenes es terrible. Además de los problemas de salud y la falta de recursos económicos para poder mantener a los bebés, existen problemas en el entorno familiar, social y comunitario. La mayoría de estas madres terminan criando a sus hijos como madres solteras.

¿Qué podemos hacer para disminuir el alto índice de embarazos adolescentes?

La educación es vital para la toma correcta de decisiones sobre salud reproductiva y sexual. Habla con tu hija, prima, sobrina adolescente y ayúdala a resolver sus dudas. Acudan al ginecólogo y busquen un método anticonceptivo adecuado.

Si crees que tú no puedes hacer nada, busca una organización que procura ayudar a la causa.

En Save The Children, existen programas de 3 pasos:

  1. Prevención: Cursos, talleres, pláticas a niñas y adolescentes de entre 10 y 14 años de edad.
  2. Atención cuando ya está embarazada: Es importante asegurar la continuidad de sus estudios, atención médica e integración a la sociedad. Además de involucrar a los papás.
  3. Remediación: Alternativas para manutención, opciones de cuidado para bebés y en consecuencia, buena crianza.

Información: Taller latinoamericano para periodistas, “Mujer actual y anticoncepción revelando nuevos caminos”. Bayer.

Síguenos en Instagram: @rosacolateral

2 Comments

Leave a Reply