Lifestyle

7 situaciones que te hacen odiar a la humanidad

Ok, ok, exageré. Hay mil razones y situaciones más que te hacen odiar a la humanidad, pero de verdad no puedo evitar enojarme cuando me pasa alguna de estas.

Nadie es perfecto, lo sabemos, pero no por eso debes ir por la vida pensando que eres Zeus y nadie merece tu respeto.

1. Entrar a un lugar cerrado, como un elevador, y no saludar

O sea, nadie te está pidiendo que saludes de beso a todos los que están ahí y que tengas que entablar una conversación, solo di: “Buenos días”, “Buenas tardes”. Te ves muy mal entrando e ignorando a la gente como si fueran paredes.

Y peor aún, si te están saludando, contesta. No seas de los que se quedan callados viendo el techo como si la persona educada saludara a la pared. Neta no seas así.

2. ‘Secretearse’ frente a otras personas

Sabemos que no te puedes aguantar y te uuuuurge contarle eso* a la persona con la que estás, pero es de pésimo gusto contar secretos en frente de los demás.

*Eso: Dato que, ultimadamente, a nadie le importa.

O te esperas, o te vas al baño o le mandas un mensaje de texto cuando no tengas nada que hacer, pero no te voltees en ese momento a susurrar y menos, te tapes la boca para que nadie te escuche.

3. Toser o sonarse en fuerte y en público

Es que esto no solo es grosero, es asqueroso. Por favor, tápate la boca y vete al baño a sonarte la nariz. Not cool!

4. Hablar con la boca llena

Otro de los que nos dan asco. Te prometo que nada es tan importante como para no poder esperar a terminar tu bocado para poder hablar.

5. Dar las gracias

  • Si una persona entra a un lugar y ve que tu vas en dirección hacia ella, por lo que se espera a que llegues deteniéndote la puerta, es mega necesario que des las gracias.
  • Cuando alguien detiene la puerta del elevador porque te ve corriendo hacia ella, da las gracias.
  • Si alguien te cede el paso o te deja entrar primero a algún lugar, da las gracias.

Es muy sencillo. Ni siquiera tienes que sonreír. Por el contrario, no seas el que ve a alguien correr hacia el elevador y no detiene las puertas.

6. El tema del elevador

Parece que es el lugar perfecto para demostrar tu educación bá-si-ca.

Esta es una regla de oro hasta en el metro, deja salir antes de entrar. Es bien fácil. Si la gente iba al piso en el que tú estás, se abren las puertas, salen y tú entras. ¡Listo!

Extra: Sí, tienes una vida pesada, nadie te comprende, estás fatigado física y emocionalmente, pero no pidas el elevador para solo subir un piso… UN piso. Es muy molesto.

Vía: Giphy

7. Meterse a la fila

Jijooooos, esto aplica tanto a una fila humana, como cuando vas en el auto.  Es extremadamente molesto que alguien crea tener el derecho de saltarse la fila y llegar hasta adelante nada más porque sí.

Ahora, también no seas así y deja pasar a los peatones y sigue las reglas de tránsito, no son tan difíciles.

Te puede interesar: ¿Te encanta ver series todo el tiempo? Este hotel es para ti.

Así como estos hay muchos ejemplos, seguro ya se te vino a la mente alguna situación parecida que te hizo enojar. No sean así.

Síguenos en Instagram: @rosacolateral

No Comments

    Leave a Reply