Si estás cumpliendo tus propósitos fitness al pie de la letra, queremos felicitarte, pero también necesitamos que te prepares mentalmente para esta noticia: Según Harvard, solo hay un ejercicio que te asegura conseguir tener abdomen plano: la plancha (o plank en inglés).

La Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard, elaboró un Reporte Especial de Salud, “Core Exercises”, en donde concluyeron que ningún entrenamiento es tan efectivo para aplanar, endurecer y definir el abdomen, como lo son las rutinas isométricas, es decir, la plancha y todos sus derivados.

Empecemos por entender en qué consiste una plancha: se trata de usar tus manos y pies para sostener todo tu cuerpo. Puedes hacer una plancha baja, que es usar tus antebrazos y tus pies para sostener tu cuerpo.

La razón por la que estos ejercicios son tan eficaces, es porque hacen que los músculos se contraigan por un periodo mayor a 10 segundos, trabajando al mismo tiempo el abdomen, la espalda y los glúteos. De esta manera se elimina el tejido adiposo y la grasa que impide que tus abs se vean como quieres. ¡Hola abdomen plano!

Ejercicios de plancha

Según expertos, si quieres un abdomen plano, definido, oblicuos marcados y reducción de tallas, debes incorporar a tu rutina de ejercicios: Plancha sencilla por 2 minutos (pueden ser seguidos o hacer pequeñas pausas hasta lograr los 2 minutos), plancha con elevación, 4 series de 25 repeticiones y plancha para oblicuos las mismas repeticiones.

Abdomen plano

La plancha con elevación es como hacer una plancha normal, pero subiendo y bajando la cadera sin dejar de contraer el abdomen. La plancha para oblicuos es llevar la cadera de un lado al otro como si fueras a tocar el suelo.

Así que ya lo sabes, es momento de dedicar unos minutos de tu rutina de ejercicios a marcar el abdomen con ayuda de las planchas.

Puedes leer: Los 5 pilares del wellness que te aseguran bienestar.

Síguenos en Instagram: @RosaColateral