Wellness

10 Cosas que me gustaría decirle a mi Yo de 25 años

¿Alguna vez has pensado en la posibilidad de regresar el tiempo y darte un consejo? Sabemos que eso no es posible, pero nunca es tarde para aprender de nuestros errores.

Tus twenties son maravillosos y al mismo tiempo, pueden ser también muy confusos y frustrantes. Por un lado, eres lo suficientemente adulto para tomar decisiones importantes y generar tus propios ingresos, y por otro lado, también estás definiendo tu futuro laboral y no sabes bien cuál es tu camino a seguir. Estas son las 10 cosas que me gustaría decirle a mi Yo de 25 años.

Hola querida, ¡feliz cumpleaños 25! Esta es una lista de cosas que nunca debes olvidar que te ayudarán a disfrutar tu vida al máximo:

1. Cuídate, pero por Dios, cómete ese pay de queso

¡Claro! Cuida tu cuerpo y tu figura, estás en la edad en la que tu metabolismo es mejor y tu energía sigue intacta, pero no por eso dejes de disfrutar los pequeños detalles que a todos nos hacen felices. ¡Cómete ese pay de queso que tanto te gusta! Estoy de acuerdo en que no sea diario, pero recuerda que la vida es muy corta.

2. Di NO y no sientas remordimientos ni culpas

Mucha gente te va a pedir hacer cosas que probablemente no quieras hacer. Por ejemplo, trabajar 80 horas a la semana o ir a un concierto que en realidad no quieres ir. Se vale decir que NO y no por eso tus “amigos” te van a dejar de hablar. Si un día no quieres salir, ¡no salgas! Mientras más respetes tu propio tiempo, estarás honrando tu dignidad y prioridades.

3. No dejes que lo que piensen los demás te afecte

Habrá gente que piense que estás fea, que estás gorda, que tu cuerpo es horrible, que no tienes la capacidad, que estás guapa, que tienes un cuerpazo… ¡deja de escucharlos! Acepta los comentarios positivos como un cumplido y deja que los negativos se te resbalen.

La forma en la que luces no es directamente proporcional a la felicidad ni a tu capacidad de lograr grandes cosas. ¡No lo olvides!

4. Disfruta tu soltería

Sí, se dice fácil pero volteas y todos tus amigos se están casando, comprometiendo, tendiendo hijos y tú sientes que vas a morir sola y amargada… ¡NO PIENSES ASÍ! Disfruta al máximo. Si quieres viajar y no tienes quién vaya contigo, hazlo sola. Besa a todos los que quieras y haz lo que tú quieras. Ya llegará la persona correcta y si no llega, ni cuenta te vas a dar de lo bien que te la pasas contigo misma. <3

5. No tengas miedo

Puede que pienses que encontraste el trabajo de tus sueños y tengas pavor al pensar que un día no lo vas a tener. Puede que tengas una súper idea para emprender y no lo hagas por miedo a qué dirán los demás o a no recibir un aguinaldo al final del año. Cierra los ojos un momento e imagina cómo quieres que sea tu vida. Ahora, toma una decisión y si tienes miedo, hazlo con miedo. Si te corren de ese que piensas que es tu trabajo soñado, te lo juro, no pasa nada. Si no tienes un trabajo fijo, te lo prometo, no pasa nada. No te lo tomes tan a pecho, recuerda que todo se acomoda.

6. Lo que no se sienta bien, déjalo

¿Conoces la sensación de que algo está mal pero aún así lo haces? ¿Que sabes que no “te late” y aún así ahí sigues? Detente. No tienes por qué hacerlo. Si estás en una relación que no te llena por completo, termínala. Si estás en un trabajo que consume toda tu energía y sientes que no te hace taaaaaan feliz, busca otro. No hay nada en la vida que no tenga solución. En vez de paralizarte, busca tu alternativa.

7. Aprende a perdonarte

Existen días en los que miras para atrás y recuerdas todos y cada uno de tus errores del pasado (y no estoy hablando específicamente de hombres, LOL). Es momento de dejar eso atrás. Si cometiste un error y sabes que pudiste haber hecho algo diferente, perdónate. Lo hecho, hecho está y no hay nada que puedas hacer al respecto para cambiarlo. Aprende de ese error y move on! 

8. Sé responsable

Con esto lo que te quiero decir es que disfrutes al máximo pero con lo que esté en tus manos. No te endeudes por miles de pesos para viajar cuando probablemente después no tengas cómo pagarlos. Es horrible crecer y darte cuenta que ya tienes responsabilidades de adulto, por eso, haz tu camino más ligero. Sé responsable con tus tarjetas de crédito. Tramita tu título de la universidad antes de que pasen 7 años y después no sepas dónde hacer tu servicio social porque no lo hiciste cuando seguías estudiando.

Te puede interesar: Bye estrés! Tips para organizar tu tiempo.

9. Defiende lo que piensas

Es muy común que de pronto te des cuenta que no estás de acuerdo con algunos valores o principios que te enseñaron en casa, por ejemplo, en temas como religión y política. ¡Y eso está bien! Si entiendes ahora más cosas y empiezas a tener diferentes puntos de vista, ¡defiéndete! Argumenta y sé fiel a lo que tú crees. Si de pronto te diste cuenta que no te quieres casar o que no quieres tener hijos, ¡no los tengas y deja de dar explicaciones a los demás! También es válido alejarse de la gente tóxica que practica el racismo, machismo, sexismo o bullying.

10. Tú lo vales

Deja de ser tu propio enemigo pensando que no eres suficiente para equis persona o que no tienes lo que se necesita para equis empleo. Mientras más empieces a creer en tu valor, menos dejarás que los demás lo decidan por ti. No esperes a encontrar al socio perfecto para animarte a emprender, o el contacto perfecto para aventarte a pedir una entrevista de trabajo. TÚ ERES SUFICIENTE.

 

Te enfrentarás a muchos cambios en tu vida, querida, pero no dejes de aprender. Mantén tu mente abierta y aprende a adaptarte a ellos. Entrega lo mejor de ti y sigue luchando por lo que tú quieres y por lo que tú crees.

Cuida tu integridad, tu honestidad y tu autoestima, es lo más valioso que tienes. Deja de preocuparte por el futuro y disfruta el presente. ¡Ah! Y síguenos en Instagram: @RosaColateral

No Comments

    Leave a Reply