Wellness

Bye estrés: Tips para organizar tu tiempo

Seguro estás en la oficina leyendo esto y no puedes evitar pensar en las 1,564 cosas que tienes pendiente y empiezas a sentir cómo el estrés invade tus hombros y hace que tu espalda pese como nunca (o como siempre). ¡Tenemos lo que necesitas! –> Organizar mejor tu tiempo.

Se dice que las mujeres tenemos la habilidad de hacer varias cosas a la vez (que es totalmente cierto): mientras estamos contestando un whatsapp, también estamos preparando los pendientes. Cuando estamos pidiendo un café, estamos contestando un correo… y así todo el día. ¡Es una locura! Y luego, ¿cómo no quejarnos de lo ocupadas que estamos cuando a veces, cuando encontramos 10 minutos de calma, nosotras mismas hacemos un plan que ocupe ese tiempo libre?

¿Sabes cómo conquistar al mundo y no morir en el intento? Organizando tu tiempo.

Empieza con una agenda

Estamos hablando de una agenda física, ese pequeño cuadernito que es hermoso por fuera y por dentro tiene espacio separado en días y horas. La de tu cel no cuenta. Una vez que tengas una agenda, empieza a organizar tus días ahí. Puedes escribir todos tus pendientes del día, organizar tus citas y escribir los highlights de algún proyecto.

Es importante que elijas una que te guste muchísimo por fuera, pues te ayudará a hacer la organización algo más divertido.

Establece prioridades y respeta tus tiempos

Si tu prioridad es tu familia, entonces establece un tiempo determinado y no rompas tus propias reglas. Puedes saltarte tus horas de sueño una vez, pero si esto comienza a hacerse regular, entonces es momento de priorizar eventos y compromisos y dejar a un lado algunos que no se interpongan con tu lista de prioridades.

Ahora piensa, ¿cuál de tus compromisos (dormir incluido) no son negociables?

Aprende a decir NO

Tu teléfono suena todo el tiempo con recordatorios, pendientes, citas, gente pidiéndote pequeños favores que ocupan un poco de tu tiempo o invitaciones a eventos y salidas. Sabemos que no puedes resistirte y quieres ir a todos lados, pero ya habrá otra oportunidad y no debes decir que sí a todo. Además de ayudarte con tu salud mental, te aliviará el estrés.

Si no es algo que realmente te llene de emoción, será mejor que no ocupes tu tiempo en ello. Comienza a darle prioridad a las cosas importantes y las que te darán la mayor cantidad de frutos. Decir que no es una buena manera de establecer límites.

Delega responsabilidades

Estamos seguras que hay cosas que no necesitas hacer tú personalmente. ¿Ir al súper? ¿Pagar una tarjeta? Empieza por simplificar tu vida con ayuda de la tecnología. Ya existen varias apps que hacen el súper por ti y te lo llevan a tu casa. También hay mil formas de pagar tu tarjeta por internet sin necesidad de ir al banco. ¿Ir a recoger algo? Seguro hay alguien más que te pueda ayudar con ese favor y si no, ¡siempre hay una app para todo!

Haz un plan

Si sabes que todo te distrae cuando haces home office, busca un lugar específico para trabajar y establece un horario. Si eres una persona que procrastina, entonces divide tu plan de trabajo en pequeñas sesiones.

Haz una lista de pendientes del día y acomódalos del más importante a menos. Comienza a trabajar en ellos y ve descartando conforme vayas terminando.

Una app que te puede ayudar a enfocarte a terminar tus pendientes: Focus Keeper. 

Date un tiempo libre

En tu agenda del día no olvides darte unos minutos para ti. Puedes ocuparlos en textear con alguna amiga, ir por un café o buscar boletos de avión por internet. Estos pequeños minutos te ayudarán a relajarte y descargar todo el estrés del día, y podrás regresar a tu agenda con las pilas recargadas.

Te puede interesar: La regla de los 20 minutos que todas las mujeres exitosas siguen.

Estresarte de más no sirve de nada. Convierte en un hábito planear tu día todas las mañanas, te ayudará a estar muy organizada, a no olvidar nada y a eliminar el estrés extra. Check, check, check.

Síguenos en Instagram: @RosaColateral

No Comments

    Leave a Reply