Wellness

La lección que aprendimos del suicidio de Kate Spade y Anthony Bourdain

¿Será que últimamente hemos prestado más atención a las noticias? ¿O es real que el mundo se está volviendo un lugar cada vez más cruel para aquellos que dudan de tener el deseo de seguir en este plano terrenal? No importa la razón. Es un hecho que, en la actualidad, existen más y más casos sobre gente que decide terminar con su vida.

A principios de este mes de junio, fueron Kate Spade y Anthony Bourdain. Estos dos personajes, profesionalmente hablando, vivían su sueño y convertían lo que tocaban en oro. Y como ellos, si volteamos para atrás, podremos ver decenas de casos. No conocemos las razones que los llevaron a tomar esta decisión, pero su partida nos deja una tremenda lección. Tan fuerte que podrías sentir escalofríos de solo pensarlo.

¿Qué pasaba por sus mentes? Nunca lo sabremos. Muchos dirán que ‘necesitaban atención’. Otros que ‘qué egoístas que no pensaron en los demás’. Todos esas opiniones, no son más que eso: opiniones.

La depresión no es una decisión

¿Las cosas serían diferentes si hubieran sentido el apoyo de alguien? ¿Se habría escrito otra historia si alguien los hubiera escuchado?

Ser honestos acerca de cómo nos sentimos, NO nos hace débiles, nos hace humanos. Muchas veces, nuestro mismo ego nos impide conocernos a profundidad, y no nos deja ser honestos con nosotros mismos. Incluso, no nos permite darnos cuenta hasta que estamos cansados, a punto de explotar.

Podrían existir muchos remedios para ‘curar’ la depresión. Algunos creen que haciendo ejercicio, otros dicen que escuchando música. Unos más aseguran que viajar es la solución y entre más lejos mejor… ¡Mentira! Viajar no es para escapar ‘de la realidad’ y de la rutina. Viaja para entenderte, para conocerte y para complementarte, no para llenarte.

Los vacíos jamás se llenarán de afuera hacia adentro.

La depresión no es “échale ganas”. Se necesita terapia profesional y confrontación, pero siempre comienza por una taza de café con un amigo. Un punto de vista diferente podría cambiar tu propia perspectiva. La vida es bien bonita. Ama, haz lo que te gusta, aviéntate a probar cosas nuevas. ¡Disfruta tu vida!

No es de ‘cobardes’ pedir ayuda. ¡Pídela! Habla con un amigo, habla con tu familia. Entiende que no estás solo (aunque así lo creas). Por otro lado, también está en tus manos. Escucha a un amigo. Brinda tu apoyo. Es una misma misión de todos nosotros como seres humanos: lograr que, quien lo necesite, vea la vida a través de nuestros ojos.

Te puede interesar: Un estudio asegura que viajar te hace más feliz que casarte y tener hijos.

Síguenos en Instagram: @RosaColateral

No Comments

    Leave a Reply