Había escuchado mucho sobre el Pantene Institute y la verdad es que tenía muchísimas ganas de visitarlo. La primera vez que supe sobre él, fue cuando vinieron, en aquellos tiempos del 2016, Chiara Ferragni, Gisele Bündchen y Ana Brenda Contreras a inaugurarlo; y después veía a mis bloggers favoritas salir con pelatzo cada que tenían una cita.

Pasó un poco de tiempo, ¡pero por fin se me hizo! Así que con toda la felicidad del mundo, tuve mi cita en Paseo Interlomas donde obvio, salí con pelatzo yo también… ¡y lo amé!

¿Qué es el Pantene Institute?

Es una boutique de lujo donde valoran y diagnostican el estado de tu cabellera con la más alta tecnología. Una vez que identifican las necesidades de tu pelo, verifican los productos que puedes usar para cubrir esas necesidades y mejorar la salud de tu cabello.

Existen 3 áreas:

  1. Área de ciencia: hay demostraciones científicas para ver cómo reacciona el pelo ante diferentes circunstancias.
  2. Análisis y diagnóstico personalizado: aquí te dicen cómo está y te dan recomendaciones específicas.
  3. Tratamiento y estilismo: se aplican los productos y sucede la magia.

En mi caso, recordando que recientemente tuve un proceso químico de teñido, mi diagnóstico fue puntas resecas y raíces saludables al revisar mi cuero cabelludo con el microscopio (obvio brinqué de felicidad por tener alguna parte saludable LOL).

Mi recomendación de los expertos fue:

  • Para la raíz: shampoo Hidro-cauterización para aportar hidratación máxima y control de frizz.
  • De medios a puntas: acondicionador 3 Minute Miracle de la línea Fuerza y Reconstrucción (que, btw, es una maravilla).
  • Y una vez a la semana (en lugar del acondicionador) mascarilla energizante de medios a puntas Hidratación Balanceada.
  • Para terminar el look: crema para peinar de la misma línea Fuerza y Reconstrucción.

¿Cómo es el proceso después de diagnosticar?

Es momento de pasar a la aplicación de los productos. ¡Mi parte favorita!

Primero lavan tu melena con el shampoo y continúan con el acondicionador por 3 minutos… para después pasar a la parte de secado.

Tres consejos que aprendí en mi visita:

Me di cuenta que lo hacía todo mal pues, para empezar, jamás debes frotar tu cabello para secarlo. Basta con hacer presión sobre él con una toalla.

En segundo lugar, la crema para peinar va ANTES de cepillarlo (ya sé, yo la ponía después porque pensaba que era para… no sé qué pensaba). Así ayudas a desenredar y a que el cepillo no rompa tu pelo por los nudos.

Y para terminar, el cepillado se debe hacer empezando por las puntas y subiendo poco a poco hasta la raíz. De lo contrario, puedes trozar tu pelo… Te digo, ¡hacía todo mal!

Una vez que me secaron y peinaron, estaba que no me lo podía creer. Mi pelo se sentía sumamente suave y se veía hidratado y sedoso. ¡No podía dejar de mover la cabeza para presumirlo!

Ahora sí… ¿Cómo puedo ir yo al Pantene Institute?

¡Es súper fácil! Prometo que si hubiera sabido esto antes, hubiera ido hace siglos.

Lo único que tienes que hacer es llamar al 044 55 3504 9578 y hacer una cita. La duración de tu visita es, más o menos, de 1 hora.

No, ¡no tiene costo! La experiencia es totalmente gratis.

¿Qué sigue después de tu visita?

Por supuesto, es importante darle seguimiento a tu tratamiento personalizado, por lo que debes hacer tu cita cada 2 meses para revisar cómo funcionaron los productos y cómo seguir mejorando la salud de tu cabello.

¿Quién más se apunta para salir con Pelatzo del Pantene Institute?

Síguenos en Instagram: @RosaColateral