Beauty

5 beauty hacks para una emergencia

No estamos exentos a tener accidentes o imprevistos (tipo que se te olvidó tu estuche completo de maquillaje y solo tienes un labial en la bolsa), así que será mejor que conozcas estos beauty hacks que te sacarán de una emergencia. ¡Tenemos un beauty 33-12!

Si tú…

1. No tienes delineador

A veces pasa que se seca tu delineador, se pierde, no tiene punta y mil cosas más. Si estás en este apuro, apóyate de tu rímel. Busca algo delgado para aplicarlo (puede ser un pasador) y con mucho cuidado, pon un poco de rímel en el lugar del delineador. Tal vez no sea lo ideal, pero te sacará del apuro.

2. No tienes sombras

Aquí hay 2 opciones. Si lo que querías era una sombra oscura, puedes apoyarte de tu rímel o delineador. Coloca un poco en tu dedo meñique y ve poniendo con pequeños toques en el párpado. No serán los smokey eyes del siglo, pero definitivo te hará ver diferente.

Si es de día, puedes usar un poco de tu blush para darte color en los párpados. No significa que harás un smokey en rosa, pero te aseguramos que verás como tus ojos cambian por completo.

3. No tienes blush

Si tu polvo blush se rompió, no traes brocha, se acabó o se te olvidó, podrás solucionarlo con un poco de labial.

Depende del tono de labial será la cantidad que apliques en tus mejillas. Comienza poco a poco y ve difuminando con tus dedos.

Photo by Jamie Street on Unsplash

4. Tu makeup se hizo trizas

Lo sabemos, esto puede ser súper doloroso, ¡pero tiene solución!

En una superficie plana y limpia pon tu producto hecho polvitos. Si se quedó un poco en el envase, ponlo también. Ahora, termina de hacer polvo absolutamente todo hasta que no queden grumos.

Regresa el polvo a su envase original y aplica, poco a poco, pequeñas gotitas de alcohol. Una vez que tengas una masita, déjala secar. Verás que tu polvo queda como nuevo.

5. Todo mundo nota tu bronceado falso

Esto seguramente te pasa por abusar de este producto, pero esta técnica te salvará.

Aplica el bronzer en forma de ‘3’. Empieza por las sienes, de ahí a las mejillas y termina en la mandíbula. ¡Verás una transformación inmediata!

 

No entres en pánico cuando no tengas todos tus productos contigo, un poco de ingenio podrían salvarte hasta que llegues a tu safe place: tu makeup bag.

Como dice el dicho: “Mujer precavida vale por dos” y eso también aplica cuando hablamos de makeup.

Síguenos en Instagram: @rosacolateral

2 Comments

Leave a Reply